Los riesgos de traducir documentos con el traductor de Google

 En Noticias

Los riesgos de traducir documentos con el traductor de Google

Seguro que lo has usado mil veces para traducir documentos.

No importa si lo llamamos “Google Translate” o “Traductor de Google”. Todos somos capaces de identificarlo a la primera, pues es uno de servicios de la compañía estadounidense, que lanzó hace más de 10 años.

El popular traductor de textos se ha granjeado mucho éxito entre los usuarios de todo el planeta. Los datos que maneja la propia empresa hablan de unos 200 millones de personas las que diariamente buscan alguna traducción en el traductor de Google.

Nadie va a negar que es una herramienta a la que echamos mano en más de una ocasión, especialmente cuando no encontramos la forma de explicar algo a nuestro interlocutor si no dominamos su idioma o él el nuestro. Como punto fuerte están los 103 idiomas que incorpora, una cantidad nada desdeñable.

En cualquier caso, aunque el traductor automático de Google puede convertirse en un gran apoyo, también es un arma de doble filo al ahora de traducir documentos, sobre todo en los casos de traducción técnica.

¿Y por qué? Pues porque igual que nos saca de un apuro de forma puntual, también puede causarnos pequeños o grandes malentendidos.

 

La grandes debilidades de los traductores automáticos

Dejar las traducciones en manos del traductor de Google en vez de en un traductor técnico puede ser un error y darnos más de un quebradero de cabeza porque:

– El traductor automático no conoce el contexto de la frase que queremos traducir, y eso hace que en ocasiones el resultado sea una traducción literal que carezca completamente de sentido en ese ámbito.

Esto puede deberse a que una o varias palabras de la frase sean polisémicas y el traductor automático escoja uno de esos sentidos aleatoriamente, pudiendo no ser el correcto.

– El vocabulario que se emplea en la traducción está en desuso o resulta demasiado formal, y por tanto, aunque la traducción sea correcta, llega a parecer un tanto artificial. Puede incluso resultar con un tono de pedantería, colándose en una frase palabras que jamás hayamos escuchado decir en nuestra vida.

– No utiliza reglas gramaticales, sino que lo que hace es basarse en análisis estadísticos, esto es, que muchas veces opta por darnos como respuesta una traducción que ya ha dado en otras ocasiones, sin personalizar en absoluto la opción que necesitamos.

– A veces mezcla idiomas y traduce palabras a una lengua que no es la que habíamos solicitado.

 

La traducción técnica frente a la automática

Especialmente cuando deseamos traducir documentos jurídicos o administrativos, en los que se hace más que necesario utilizar un lenguaje y unas estructuras adecuadas y correctas que no lleven a equívoco, la opción más sensata es contar con un traductor técnico porque:

– Tiene en cuenta el contexto, sabiendo utilizar las palabras que mejor se adaptan a él, siguiendo una estructura gramatical y un vocabulario apropiados al tipo de documento.

– Es capaz de interpretar y no sólo traducir literalmente.

– Detrás de cada trabajo hay un profesional cualificado, con experiencia demostrada y nativo en el idioma. Esto lleva a una riqueza de vocabulario mucho mayor.

– No hay un límite de párrafos, cosa que en los traductores automáticos gratuitos sí existe.

En resumen, no cabe ninguna duda que Google Translate es una gran herramienta fruto de la inteligencia artificial y de la enorme cantidad de datos que manera la empresa de Mountain View.

Sin embargo, a la hora de traducir documentos de manera profesional, no conviene jugársela; merece la pena contar con profesionales cualificados. Un “toque humano”, enriquecerá el texto y te ahorrará muchos problemas.

Entradas Recientes

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra POLÍTICA DE COOKIES, pinche el enlace para mayor información. Además puede consultar nuestro AVISO LEGAL y nuestra página de POLÍTICA DE PRIVACIDAD.

Cerrar